El universo de las escorts, un territorio desconocido

El universo de las escorts, un territorio desconocido

Actualidad No hay comentarios en El universo de las escorts, un territorio desconocido

La capital de España se ha convertido a nivel europeo en una referencia muy a tener en cuenta a la hora de contratar los servicios de una escort. Y es que en Madrid, que es una ciudad que cuenta con una oferta de ocio perfectamente nutrida y multidisciplinar de primer orden, no podía faltar un hueco para este divertimento que tantos fieles cosecha día tras día.

Las escorts de lujo en Madrid están a la altura de las últimas tendencias de un sector que ha logrado profesionalizarse en nuestro país gracias al interés de quienes han apostado por la sofisticación de un escenario que a priori estaba fuertemente estigmatizado. Aun así, estamos frente a un modelo de trabajo protagonizado por chicas que desempeñan toda una jornada laboral sin contar todavía con un reconocimiento pleno por su modo de vida.

Bajo este contexto, a continuación mostramos un poco más en profundidad algunos puntos clave sobre estas chicas de compañía encaminados a conocer lo que se esconde tras un perfil de este tipo.

Definición de escort

Dar una definición de escort se convierte a menudo en un ejercicio de narración inexacta, incompleta y de agravio. Por norma general,  se tiende a pensar que una escort no es más que una mujer que ofrece relaciones sexuales a un hombre a cambio de que éste le pague con una alta cuantía económica. Esto es una afirmación reduccionista, pues simplifica mucho la tarea que lleva a cabo una escort. A grandes rasgos, podemos matizar que una profesional de este gremio es distinta a una prostituta en tanto que su repertorio de actividades es más amplio, no quedando éstas reducidas exclusivamente al sexo.

escorts de lujo en madrid

Chicas de compañía

Las escorts desarrollan con frecuencia la tarea de ejercer de chica de compañía, una práctica en la que no tiene por qué aparecer el componente sexual y que se ha convertido en algo muy habitual dentro de todo tipo de eventos. El procedimiento es muy sencillo, pues tan sólo consiste en llevar a cabo un acuerdo previamente dado. Por ejemplo: importantes empresarios que necesitan chicas que los acompañen a actos de cierta envergadura simplemente por el hecho de trasladar una imagen definida. No en vano, se trata de una práctica que de alguna manera garantiza altos niveles de éxito, ya que se transmite un aire de seguridad y armonía que condiciona mucho las relaciones personales.

En esta misma línea, otra franja de trabajo que cubren las escorts está relacionada con la promoción de eventos y marcas. Muchas son contratadas para hacer de imagen promocional, ya que están cargadas de belleza y sensualidad, dos elementos muy interesantes que unir a cualquier firma o proyecto con proyección. La estética bien presentada es un factor indispensable en territorios de este calibre, por lo que la presencia de una buena escort facilita mucho las cosas en este plano.

El componente íntimo

Uno de los rasgos que caracterizan a una escort es el componente de intimidad que es capaz de inyectar en cualquier situación. Su capacidad de adaptación la convierte en una pareja perfecta de cara a preservar la armonía que todos buscamos en algún momento. A este nivel de versatilidad hay que sumarle las formas con las que se lleva a cabo, y es que estas funcionan como el gran valor añadido: morbo, coqueteo, calidez y tacto son algunas de las más recurrentes.

Chicas de compañia

Las escorts son una especie de todoterreno, pues son capaces de afrontar y resolver cualquier escenario que se presente. De este modo, una escort puede materializar sus servicios tanto en hoteles como en domicilios particulares, siempre dispuesta a satisfacer las necesidades que el cliente requiera en todo momento. En definitiva, una experiencia cargada de buen trato y, cómo no, de mucha cercanía.

En cuanto a las tarifas que se manejan con respecto a la contratación de una escort, éstas varían en función de multitud de factores: belleza, experiencia, edad, habilidades y servicios son algunos de ellos. En cualquier caso, si uno quiere disfrutar de una escort, lo recomendable es acudir a agencias especializadas que ofrecen las máximas garantías de seguridad.

Author

Leave a comment

Back to Top