La realidad escondida tras la contratación de una escort

La realidad escondida tras la contratación de una escort

Actualidad No hay comentarios en La realidad escondida tras la contratación de una escort

Son muchas las opiniones que puede manejar la sociedad en referencia al trabajo de las escorts a nivel mundial, pero eso no quita que todavía existan francas dudas en lo que se refiere a este tipo de trabajo en sí.

El término escort se refiere a una dama de compañía que puede ejecutar un trabajo sexual o no. Las practicantes de este oficio, a diferencia de las prostitutas de calle, aseguran que no es un trabajo esclavista ni del cual se deba sentir vergüenza.

Las razones se deben a que la mayoría de ellas son contratadas por hombres de alto nivel económico, por lo que su necesidad de avanzar con varios clientes al día es muy baja.

Contratar una escort

Estos clientes llegan a contratar los servicios por muy distintas razones, encontrándose, después de varios estudios, que al menos un 40% de ellos son solteros, por lo que se puede evidenciar que la principal orientación se da hacia aquellos que tienen una inconformidad con su pareja o que desean explorar nuevas cosas en el sexo.

Además, buscan realizar sus contrataciones de la forma más discreta posible, a través del uso de servicios como el de Pasarela Escorts Madrid, donde se ofrece un amplio catálogo en el que se muestran las virtudes físicas de cada escort y así determinar cuál es la más idónea para los planes del cliente.

Asimismo, se ofrece una pequeña biografía de cada mujer a sabiendas de que son muchos los que esperan cumplir sus fantasías sexuales con una brasileña o una francesa, por ejemplo, dando así la oportunidad de cubrir todas las demandas. Y, para evitar sorpresas, también se incluyen las tarifas.

Razones para contratar a una escort

Una de las principales razones que llevan a los clientes que tienen los medios a decantarse por un encuentro con una escort es que estas tienden a no generalizar las necesidades. Quiere decir que su misión de servicio no es servir como un objeto sexual para satisfacer las necesidades carnales enfermizas de sus clientes, sino a brindarles la oportunidad de expresar qué es lo que desean.

Este nuevo patrón de trabajo conlleva a que el oficio sea cada vez mejor valorado a sabiendas de que muchos clientes no buscan una relación basada en el sexo sucio, sino en el vivir nuevas experiencias.

El hecho de que tengan medios para contratar este servicio, que es de clase más alta, da por entendido que puede tratarse de personas estudiadas que manejan un buen nivel dentro de la sociedad y que, por ende, son capaces de mantener un trato más ameno.

Según estudios hechos en la materia, se ha determinado que otras razones que llevan a disfrutar de estos servicios se tratan de la necesidad de experimentar el sexo con personas nuevas o explotar en un mayor nivel la sexualidad a través de métodos que antes no habían sido probados.

Sin embargo, otras están vinculadas a la falta de una pareja estable, por lo que se hace común tener necesidades y esta es una vía muy buena para conseguir cubrirlas.

Por último, no se pueden dejar de mencionar los problemas de autoestima y de depresión, asuntos a los que muchos consiguen hacerle frente a través de damas de compañía. Sin duda, la posibilidad de pasar unas horas al lado de una mujer hermosa que está dispuesta a complacer todas las exigencias que se le hagan, eleva en mucho nivel el positivismo de los pensamientos.

Si todo esto se complementa con la posibilidad que ofrecen diversos locales hoy en día de que las relaciones no se mantengan en lugares públicos (como hoteles), sino que se utilicen suites privadas que ofrecen mayor confianza y un ambiente más sofisticado, las posibilidades de dar con los mejores clientes aumenta de forma exponencial.

Y, aunque existen muchas posibilidades de que hayan escorts que se han visto envueltas en este mundo por falta de algo mejor, la realidad indica en que una buena parte de ellas disfrutan de su oficio y valoran el hecho de que están ayudando a otros con sus necesidades sin que haya de por medio ninguna conexión emocional.

Author

Leave a comment

Back to Top