Aire acondicionado en verano, aprende a ahorrar energía

El aire acondicionado es un elemento imprescindible durante los meses de verano. Si estamos en ciudades dónde en esta estación hace mucho calor, sabremos perfectamente la necesidad que supone hacerse con un buen aire que nos refresque en las noches calurosas o para trabajar a la oficina

Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo hacerlo para que la temperatura esté perfectamente regulada y nosotros podamos disfrutar de las buenas ventajas de este aparato por eso hablaremos un poco más detenidamente sobre cómo tenemos que hacerlo para ganar la batalla al calor. ¿Comenzamos?

¿Cómo podemos ahorrar energía con el aire acondicionado?

Un buen uso del aparato de aire acondicionado empieza por saber regular cada uno de sus puntos y es que esto es algo más complicado de lo que lleguemos a pensar incluso cuando tenemos las instrucciones de mando delante de nosotros. La temperatura óptima no es sencilla pero una vez que la conseguimos no solo disfrutaremos del aire en sí sino que además, ahorraremos energía desde el minuto uno. A continuación, te damos algunos pequeños consejos para que todo salga a pedir de boca:

Aprender a regular el aire

Aprender a regular el aire es uno de los puntos más importantes para que ahorremos la máxima energía con nuestra instalación y uso. Fijar la temperatura de dicho aire en unos 24-26 grados es una alternativa perfecta para ya le estemos sacando mucha más rentabilidad que en el caso de no haber pensado en nada.

A cada grado que bajemos de temperatura en un aire acondicionado se produce una mayor refrigeración del ambiente y por tanto más consumo de energía por ello debemos de saber dónde está el punto medio para que no se nos cobre más de la cuenta en la factura de la luz que nos venga el mes siguiente.

Programación del aire acondicionado

Los modelos de última generación nos permiten hacer unas programaciones horarias completas y esto supone una mejora en cuanto al ahorro de energía y por supuesto del dinero que tuviésemos que pagar en el caso de no habernos buscado la manera de conseguir un poco más a nuestro favor.

Recuerda que no debemos de tener el aire acondicionado encendido a todas horas sino con que hagamos un recuento de las horas que vamos a estar en la casa o en la oficina para adaptar las dosis según estas, habrá más que suficiente por tanto, trata programarlas a partir de estas.

El ahorro de energía

Dentro de esta lista no podía faltar el ahorro de energía como punto único. Todos sabemos que estamos tratando por todos los medios hacernos con unos euros más gracias al ahorro en nuestra factura y además, hacer que el medio esté mucho más protegido a razón de una menor cantidad de gases emitidos por los aparatos de aire acondicionado.

La oferta de aire acondicionado es muy amplia sobre todo cuando llegan estos meses previos a la temporada de verano por tanto, si lo que estabas buscando es un equipo que no solo nos ahorre energía a la atmosfera sino que también nos suponga un pico adicional (dentro del ahorro) en nuestra factura de la luz, sin duda esta es tu oportunidad de oro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.