Tipos de divorcio: ¿cuál es el más recomendable?

Tipos de divorcio

Cuando una pareja decide separarse, lo más importante en este proceso es la elección de un buen abogado especializado en dicha área. Es en esos momentos cuando no se debe recurrir a vecinos, amigos o familiares abogados, porque la especialización y experiencia es clave para que la resolución del divorcio sea lo más rápido posible. Cerrar este capítulo de forma rápida y amigable se puede traducir en un coste emocional y económico menor para todos los involucrados.

El objetivo de toda pareja cuando decide contraer matrimonio es que la relación perdure hasta la vejez. Sin embargo, en muchas ocasiones, los problemas y diferencias entre ambos son irreconciliables y la mejor solución es tomar caminos separados. De ahí la importancia de contratar profesionales especialistas en este tema, como es el caso de los abogados en Alcalá de Henares, quienes cuentan con la experiencia y trayectoria necesarios para garantizar la mejor defensa para sus clientes.

Tipos de divorcio

El divorcio, evidentemente, no es un tema que se piensa al momento de contraer matrimonio, pero llegado ese punto, es importante conocer cuáles son los principales tipos de divorcio disponibles dependiendo de la situación de cada pareja.

Divorcio express

En la actualidad hay tres tipos de divorcios, siendo el express el que se resuelve más rápido. De hecho, en tan solo 48 horas es posible tener una resolución sobre el caso. Por otro lado, es importante destacar que cuando hablamos de los divorcios express no nos referimos al de mutuo acuerdo, aunque también es un aspecto necesario para el mismo.

Para que una pareja pueda optar por esta modalidad de divorcio, además de llegar a un acuerdo sobre los bienes o cuentas que tengan en común, otro aspecto importante es que no haya hijos menores, ya que esta opción es válida de forma exclusiva para quienes no tienen hijos menores de edad en común. La rápida resolución facilita a la expareja poder reconstruir su vida más rápido, además también, de poder reducir el coste económico que conllevan este tipo de procedimientos.

Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo es la alternativa a la que recurren más parejas que deciden separarse. Cuando hay acuerdos entre la pareja y también hay hijos menores a cargo, el divorcio express no es una opción, pero sí lo es el del mutuo acuerdo. En estos casos, la resolución del caso no es tan rápida como el express; sin embargo, también es considerablemente rápida, porque es factible tener una conclusión en pocos meses, siendo entre 3 y 4 meses el tiempo más común.

Cuando una pareja decide divorciarse o separarse de mutuo acuerdo, tampoco es necesario que contraten abogados diferentes, porque el mismo profesional puede atender el caso, lo que se traduce en un ahorro significativo al compartir los honorarios.

Bajo esta figura, el abogado debe redactar un documento de carácter legal donde se plasmen con todo tipo de detalles los acuerdos de la pareja, desde la repartición de los bienes hasta la pensión por los hijos, la custodia, los tiempos de cuidado, entre muchos otros aspectos. De ahí la importancia de contar con un profesional altamente cualificado para esta tarea.

Divorcio contencioso

Finalmente, el tercer tipo de divorcio es el contencioso, el cual sí puede demorarse mucho más tiempo, incluso años, dependiendo de la complejidad de la situación de cada pareja. En este caso, por supuesto, cada miembro deberá contar con su propio abogado.

Cuando una pareja no logra ponerse de acuerdo, un juez se encargará de tomar las decisiones por ellos, lo que en muchas ocasiones puede causar molestia e inconformidad.

¿Cuál es el tipo de divorcio más recomendable?

Sin duda alguna, los divorcios express y los divorcios de mutuo acuerdo son los tipos de divorcios más recomendables. Pese a que una pareja ya no se lleve bien, es importante hacer un esfuerzo por llegar a acuerdos y así evitar que el juez elija por ellos.

Independientemente del tipo de divorcio o de la situación que esté atravesando cada pareja, siempre se debe contar con la asesoría y defensa de un abogado especialista en el área y con amplia trayectoria, porque será la mejor garantía para obtener el mejor resultado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.