Cámaras de salpicadero

Cámaras de salpicadero

Actualidad No hay comentarios en Cámaras de salpicadero

Una cámara de salpicadero, también conocida como cámara de vídeo
digital, es un aparato utilizado para grabar lo que pasa en las
inmediaciones del vehículo y sirve para registrar evidencias en vídeo
que pueden resultar útiles en caso de vernos implicados en un
accidente o en caso de cometerse cualquier otra infracción. Estas
cámaras tienen un tamaño pequeño y un amplio ángulo de visión, además
de tener la capacidad de grabar continuamente. Son unos dispositivos
se se conectan a la instalación eléctrica del coche directamente o a
través del conector del encendedor. Utilizan un almacenamiento interno
y permiten utilizar tarjetas MicroSD para grabar los vídeos.

Casi todas las cámaras de salpicadero tienen una batería incorporada
para poder grabar continuamente aunque se desconecte la red eléctrica,
también cuentan con una pantalla y con un micrófono. Por otro lado, se
suelen instalar en la parte superior central del parabrisas. Ubicada
en esta posición, se pueden grabar vídeos con un amplio ángulo de
visión. También hay cámaras de salpicadero que van instaladas en el
parabrisas trasero. Estas cámaras resultan más discretas.

Cámara Dash para coche

En AUTODOC encontrarás varias Dashcams

Las características más importantes que hay que tener en cuenta de
este tipo de cámaras son:

  • Su tamaño y la resolución a la que pueden grabar. Esto está relacionado con la calidad del vídeo que producen. Por lo general, se especifica la resolución máxima del dispositivo: 4K, 1080, 720.
  • Grabación en bucle. Esto es algo necesario cuando se llena la memoria. Si dispone de esta característica, la cámara borrará los ficheros registrados anteriormente para poder continuar grabando.
  • Campo de visión. Este parámetro determina la información que se guardará en la cámara. A mayor amplitud, se registrará un campo visual mayor. Se mide en grados, por ejemplo, puede ser de 90 ̊ o de 130 ̊.
  • Cámaras extra. Existen dispositivos que incluyen otra cámara que se instala dentro de la cabina, permitiendo grabar así la situación del interior del coche, o las que se instalan sobre el parabrisas trasero, que sirven para vigilar lo que ocurre detrás del vehículo.
  • Otras características adicionales, como el GPS, el acelerómetro y los sensores de velocidad. Si tiene función de GPS, se puede superponer la posición del automóvil a un mapa. De esta manera, se puede probar su ubicación. El sensor de fuerza G, que sirve para que se inicie una grabación en caso de que se sufra un impacto, por ejemplo, en caso de que alguien golpee el vehículo cuando se encuentra aparcado.

Todas estas características extra suponen un mayor precio del dispositivo. También hay que tener en cuenta que según el país de residencia, utilizar cámaras de salpicadero puede estar sancionado, por ejemplo, por privacidad. Hay que saber que la policía también lleva instaladas cámaras de salpicadero en sus coches.

Author

Leave a comment

Back to Top